PERÍODO ESPECIAL

Inmersos en la rectificación de errores y tendencias negativas con el propósito de desarrollar el país, se desploma el campo socialista y se desintegra la URSS, se cernió sobre nosotros un doble bloqueo económico; la euforia yanqui no tenía límites, se entronizaba un mundo unipolar, y pensaron que los días de la Revolución estaban contados.

En 1990 entrábamos en el Período Especial en Tiempo de Paz, en el que vimos el desarrollo alcanzado virtualmente paralizado. La dirección del país llamó a “Defender la Patria, la Revolución y el Socialismo,” al tiempo que proyectaba una acertada estrategia de supervivencia y resistencia, poniéndose en vigor un conjunto de medidas dirigidas a este fin.

La reforma constitucional de 1992, emprendió alternativas para perfeccionar el sistema político, incluido el mecanismo electoral, con el objetivo de hacerlo aún más participativo y popular, adoptando además decisiones sobre el desarrollo económico del país, su política exterior, entre otras, a sugerencias del IV Congreso del PCC.

Estas reformas ratificaron el rumbo de nuestra Revolución Democrática y Socialista, el Partido Comunista devino partido del pueblo cubano, las presiones desde el mundo unipolar no lograron dividirnos.

Los tres primeros años de este decenio han sido los más críticos, pero las medidas adoptadas por el gobierno, la creatividad de las masas y su capacidad de resistencia junto a la voluntad del pueblo de defender el proyecto escogido, porque cree en él, han hecho posible no sólo resistir sino continuar desarrollándonos. Muy a pesar de todas las patrañas desplegadas por el Gobierno de Estados Unidos, en unión de la derecha anticubana de Miami, para aislar la Revolución y provocar su derrumbe.

A partir de 1994 comenzó a vislumbrarse discretamente la recuperación y aunque no hemos llegado a los niveles deseados, por razones obvias, podemos mostrar avances económicos sociales que parecieran increíbles sino fuera porque es palpable el resultado de un pueblo trabajando unido para lograrlos. En Holguín la batalla ganada por su pueblo fue reconocida, al otorgársele la sede nacional por el 26 de Julio en medio de tan difíciles circunstancias.

Entre los avances obtenidos podemos significar la Fábrica de Bicicletas y la de Motores Eléctricos, el Combinado Cárnico de Moa, Fábrica de Cerveza Mayabe, Fábrica de Helados, Cadenas de Pan, la Fábrica de Azulejos, varios sistemas de riego y embalses; 16 instalaciones educacionales, en la salud se llevaron a cabo la remodelación y ampliación de varios hospitales, la construcción de uno en Moa y la construcción de 97 consultorios del Médico de la Familia, el Recinto Ferial, la Estación de Bombeo de Gibara, la Escuela de Trabajadores Sociales, el Hospital General Docente Lucía Íñiguez Landín y la planta Termoeléctrica de Felton.

Existe en la provincia un fuerte movimiento cultural de reconocida calidad, en el que ha jugado un importante papel la UNEAC y la Asociación Hermanos Saíz y, apoyadas por el Consejo de la Administración. Se fundaron en esta etapa importantes instituciones culturales como son: la Casa de Iberoamérica y la Oficina de Historia, la Orquesta Sinfónica de Holguín, se ejecuta el proyecto Plaza de La Marqueta, entre otras. La Semana de la Cultura en todos los municipios, las Romerías de Mayo y la Fiesta Iberoamericana, entre otros eventos importantes, han hecho de nuestro territorio un lugar de encuentro y tradición. Se trabaja en el rescate de la memoria histórica como medio para reafirmar nuestros valores identitarios. En el deporte se mantienen abiertas las instalaciones deportivas al servicio del pueblo, hemos tenido una de las mayores representaciones de holguineros en competiciones internacionales, relevante resultó la actuación de los atletas holguineros en las pasadas Olimpiadas, obtuvieron preseas de Oro: Mario Kindelán, en boxeo; Legna Verdecia, en yudo; Martha Sánchez, en voleibol, y de plata Niurvia Meléndez, en Taewandoo.

En la actual batalla de ideas el pueblo de Holguín sigue fiel a su tradición combativa, han sido verdaderos actos históricos las Tribunas Abiertas realizadas en nuestro territorio. La tierra del General Calixto García se siente orgullosa de sus hijos.