La provincia de Holguín está situada al norte de la parte Oriental del país. Es la cuarta en extensión con 9 300,6 Km², siendo el municipio Mayarí el más extenso con 1308,4 Km². El extremo más septentrional es la Playa Juan Antonio, en Gibara, el meridional Arroyo Blanco en Sagua de Tánamo, el oriental la Boca del Río Jiguaní en Moa y el más occidental Sabanazo en el municipio Calixto García. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con las provincias de Granma y Santiago de Cuba, al este con la de Guantánamo y al oeste con la de Las Tunas. Holguín tiene una situación geográfica privilegiada, posee 350 Km. de costas. Presenta hermosas playas e interesantes accidentes geográficos, como son las bahías de Gibara, Banes y Nipe, esta última la mayor de Cuba y considerada una de las mayores del mundo.


RELIEVE

Se caracteriza por un complicado y singular relieve, relacionado con las condiciones litológicas (rocas) y tectónicas (estructurales). En el territorio se pueden distinguir tres regiones principales:

Las llanuras que bordean la costa y zona centro - sur de la provincia (Llanura de Nipe y del Cauto), con alturas entre 0.50 m, que presentan un carácter abrasivo del litoral al interior de la provincia, acumulativo con fragmentos de terrazas marinas, playas, en algunos sectores y ciénagas marginales con mangle en otros. La zona centro – sur, ocupada por llanuras de origen marino, por lo que actualmente fluyen importantes ríos con la presencia de formas y complejos fluviales, presentando un desarrollo pronunciado de depósitos aluviales.

En el sector occidental, las llanuras denudativas onduladas y colinosas, que bordean el sistema de elevaciones de Maniabón y alcanzan alturas entre 50 – 100 m, con pendientes entre 0 – 8 %. Los valles se encuentran alineados, al igual que las cadenas de elevaciones en dirección este – oeste y los efectos de la erosión diferencial son evidentes en toda el área.

Mapa de  holguínCon alturas entre 100 – 300 m, aparece el Mapa de Holguínsistema de elevaciones o cerros de Maniabón de singular morfología. En las alturas y zonas colinosas, con pendientes entre 8 – 15 %, se observan procesos erosivos – cársicos y denudacionales que conforman típicos cerros de pendientes abruptas y cimas planas (mogotes). La máxima elevación de este sector es el Cerro Galano con 459 m..

En el sector oriental, aparecen las zonas premontañosas de Mayarí, Sierra Cristal y Sagua – Baracoa con alturas entre 100 – 300 m y las áreas montañosas de igual nombre, con alturas entre 300 – 750 m y más, cuya mayor elevación es el Pico del Cristal con 1 231 m, punto culminante de la provincia.

Estas montañas constituyen bloques erosivos tectónicos, donde aparecen cortezas de intemperismo terríticas, de alto contenido de hierro, níquel y otros minerales.

Cuantiosos ríos recorren el territorio, destacándose el Mayarí, Sagua de Tánamo y Nipe, el primero es el de mayor extensión con 106 Km de longitud, junto al Sagua son los de mayor caudal, se suman numerosos arroyuelos y manantiales.