Por Leonardo Nieves Cruz
Fotos: Ernesto Font Díaz                                                            
Cada año, en ocasión del aniversario de la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) -hecho que ocurrió el 24 de abril del 1994- la delegación de este organismo en el territorio holguinero celebra la efeméride con un acto solemne en que son reconocidos los trabajadores que han permanecido en la institución durante 5, 10, 15, 20, 25 y más años.

En la mañana de este 20 de abril, en el Salón de Protocolo de la Plaza Mayor General Calixto García Íñiguez se desarrolló el acto correspondiente al año 2018, el cual estuvo presidido por Norge Rodríguez Infante, funcionario del Comité Provincial del Partido, Ruberdanis Tamayo Portales, delegado del Citma y María Victoria Martínez Zaldívar, miembro del Secretariado Nacional y secretaria provincial del Sindicato de Educación, Ciencia y Deporte.
En total 41 trabajadores resultaron reconocidos; de ellos 8, con cinco años en la entidad, 10 que llevan diez años, 13 con quince, 7 con 20 y 3 que han permanecido 25 años.
El hermoso acto fue amenizado por las excelentes interpretaciones de hermosas piezas musicales cubanas a cargo del dúo lírico Encore.
Las palabras de clausura estuvieron a cargo del delegado Ruberdanis Tamayo Portales, las cuales se reproducen a continuación.
Estimados compañeros:
Coincidirán seguramente conmigo en que de todos los actos de reconocimiento a trabajadores con 5, 10, 15, 20 y más años de permanencia en nuestro organismo que hemos venido desarrollando cada año, este de hoy trascenderá de una manera muy especial pues lo efectuamos en un momento realmente significativo para la historia actual de Cuba. Y es que lo hacemos a pocas horas de haber sido clausurada la Sesión Constitutiva de la Novena Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que reeligió a su presidencia para el nuevo período de mandato con el compañero Esteban Lazo Hernández al frente; así como a los integrantes del Consejo de Estado resultando su presidente, y también del Consejo de Ministros, el querido compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez.
Sin lugar a duda se trata de un momento trascendental ya que en la más alta instancia del Gobierno y del Estado se produce un relevo natural combinando la juventud y ejemplo de generaciones nacidas después del triunfo revolucionario, acompañándose de la experiencia y ejemplo de la generación Histórica, autores intelectuales de las acciones que nos llevaron a la victoria del Primero de Enero de 1959, la Generación Histórica. Pero a todos los une el mismo fin, una misma conducta y total convicción de representar dignamente al pueblo en el máximo órgano de nuestro Estado conduciéndolo por el modelo económico y social de desarrollo socialista genuinamente cubano.
Todo esto ocurre en un contexto en que se recrudece el bloqueo del gobierno estadounidense a nuestro país, donde permanecen hombres convencidos de construir una sociedad socialista próspera y sostenible siendo siempre fieles al Partido Comunista de Cuba, a Fidel y a Raúl.
El 21 de abril de 1994 se fundó el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma). Aquel fue uno de los años más difíciles del Período Especial y a nuestro organismo le correspondió reestructurar, readecuar, establecer las políticas  y dirigir el sistema de ciencia, tecnología, innovación y de medio ambiente en función de las proyecciones, pero sobre todo de apoyar y acompañar a la nación, con ciencia y respeto ambiental, ante la difícil situación económica y social creada tras el derrumbe del campo socialista.
Conocemos todos que el rol de muchos trabajadores, especialistas, investigadores y cuadros en la consolidación del Citma ha sido invaluable. Bajo la dirección de su primera ministra, la inolvidable Rosa Elena Simeón Negrín, el naciente ministerio tendría que asumir tareas titánicas y estratégicas como la estructuración de un sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación acorde a las nuevas circunstancias, conformar el sistema de programas y proyectos como piedra angular de la investigación científica, crear nuevas e imprescindibles normas jurídicas para el sector, consolidar el sistema de gestión ambiental, crear nuevos espacios y herramientas de integración de  actores, redimensionar el propio organismo y sus instituciones, entre otras muchas tareas.
Considero necesario recordar que Rosa Elena Simeón cumpliría 75 años el próximo 17 de junio, acontecimiento que desde ahora debemos comenzar a conmemorar, toda vez que conocemos muy bien que, además de sus aportes como presidenta de la Academia de Ciencias de Cuba y posteriormente ministra del Citma, ella fue ejemplo supremo de científica y dirigente, quien desde el mismo triunfo revolucionario, se integró y participó en las luchas del país por defender sus ideas políticas y la soberanía; demostrando siempre, hasta el final de sus días, el más profundo amor y respeto al Líder de la Revolución Cubana.
Desde su fundación en el propio año 1994 el Citma en nuestra provincia también ha venido desarrollándose, alcanzando en sus actividades cada vez niveles más altos y reconocidos en la gestión institucional..
El Centro Meteorológico Provincial, el Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales, la Oficina Territorial de Normalización, el Centro de Información y Gestión Tecnológica, el Grupo Citmatel, el Grupo de Sismología, la Empresa Servicitma y la Delegación, además de los resultados obtenidos por sus aguerridos trabajadores muestran hoy día locales más embellecidos, personal más calificado, mejoras en la cultura organizacional y en la disponibilidad tecnológica; pero también la disposición absoluta de apoyar al desarrollo socioeconómico del territorio desde las misiones que les corresponden.
A una representación de esos trabajadores hemos tenido el honor de reconocer hoy en este acto por su permanencia durante cinco y hasta 25 años en el organismo. “El elogio oportuno fomenta el mérito”, nos enseñó Martí.
En nombre de la dirección política, administrativa y sindical  del Citma los felicito y les expreso el más profundo reconocimiento por haber aportado lo mejor de sí durante todos estos años a nuestro querido Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que en el próximo año 2019 cumplirá su primer cuarto de siglo.
Compañeros:
Estamos conmemorando aún la Semana de la Victoria. En 60 horas de duros combates fueron derrotados los mercenarios, que se rindieron en Playa Girón al atardecer del día 19 de abril de 1961. Fue la primera derrota del imperialismo en América Latina. Más de 150 combatientes revolucionarios murieron y varios civiles resultaron asesinados por la aviación invasora. Fue duro, muy duro; pero no en vano. Su sangre humilde y heroica fertilizó el camino que nos ha conducido con la Revolución hacia una sociedad justa que está en constante avance y perfeccionamiento. La Patria creció, se hizo miliciana y  mucho más fortalecida de aquella gesta, declarándose para siempre el carácter socialista de nuestra Revolución bajo la guía invicta de nuestro Partido Comunista de Cuba.
El Primero de Mayo celebraremos el Día Internacional de los Trabajadores. Nosotros, los del Citma, marcharemos con júbilo, creatividad y disciplina junto al pueblo holguinero ahora, más que nunca, con la convicción de UNIDAD, COMPROMISO y VICTORIA.
¡Gloria eterna a los mártires de Girón!
¡Con Fidel y Raúl, hasta la Victoria Siempre!

Muchas gracias.