Por MsC. Leonardo Nieves Cruz                                              
Los holguineros tenemos el gran orgullo de contar en nuestro territorio con el más pequeño municipio del país, Antilla, pero además  con una de las mayores bahías de bolsa del mundo y la más grande de Cuba: la Bahía de Nipe, la cual cubre una parte importante de ese municipio, que se destaca no sólo por poseer el gran reservorio donde aseguran que apareció la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, o por las bellezas naturales y arquitectónicas que posee, sino también porque es uno de los municipios más destacados en la gestión ambiental y de  la ciencia, la tecnología e innovación en la provincia durante los últimos años.

Es por ello que las autoridades del municipio, junto al CITMA, la Red de Formación Ambiental, REDFA, y los diferentes actores sociales, fundamentalmente el Centro Comunitario de Educación Ambiental en Zona Costera, desarrollarán este 6 de noviembre de 2015 la segunda edición del Festival Comunitario Amigos de la Bahía de Nipe, cuyo objetivo es integrar los esfuerzos de toda la población para preservar ese gran reservorio marino y los recursos naturales que en él se encuentran.

Durante el evento, se realizarán diversas actividades a favor de esta área, como una Jornada de reforestación y saneamiento ambiental del litoral costero, concurso de pecadores para recogida de desechos sólidos del fondo de la bahía, encuentro técnico del Grupo Provincial de Bahía y líderes ambientales, concurso infantil de dibujo “Conservando la Bahía de Nipe”, presentación de círculos de interés relacionados con la temática ambiental, recorrido por la playa Jamaica, certificada por el Citma y otras muchas actividades, entre ellas un concierto del grupo Cubanos en la Red, reconocido nacional y mundialmente por su intensa labor a favor del medio ambiente.
El Festival Comunitario Amigos de la Bahía de Nipe, en el hermoso municipio de Antilla, deviene una acción integral más en el empeño de los holguineros por detener la contaminación y preservar a ese paradisíaco ecosistema marino.