Trabajar sobre los factores directos e indirectos que inciden en la pérdida de diversidad biológica e integrar a las estrategias sectoriales y territoriales las prioridades identificadas en relación con este asunto de cardinal importancia, es uno de los objetivos cimeros de la Estrategia Ambiental holguinera para 2016.

El logro de este fundamental enunciado, pasa inexorablemente por el desarrollo de acciones de Educación Ambiental comunitaria, mediante cursos de capacitación y comunicación que enfoquen el tratamiento de temas sobre conservación, uso y manejo de la diversidad biológica y la bioseguridad.

Un esfuerzo este que compromete enfáticamente a los ministerios de Educación, Educación Superior , Salud Pública y Cultura, al Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales y Tecnológicos, a los Museos de Historia Natural, al Jardín Botánico y a la Red de Formación Ambiental (Redfa).

Reducir gradualmente los procesos de degradación de los suelos, con la aplicación de una agricultura sostenible, como vía para contribuir a alcanzar la seguridad alimentaria, es principal y primer objetivo trazado por la Estrategia Ambiental Provincial (EAP) aprobada para el actual año.

Y no es por gusto o amor al arte, sino por una razón sumamente objetiva. El suelo, en particular el agrícola, sustento de toda la obra y vida humana, de su alimentación, está ya seriamente afectado por la propia acción humana, por el empleo de métodos de labranza dañinos, por violaciones de cualquier signo que lo empobrecen.

De ahí que la previsión estratégica elaborada por la Unidad de Medio Ambiente de la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, compatibilizada con los organismos implicados, en particular el Ministerio de la Agricultura en el territorio, enfatice en aspectos claves.

Determinar la incidencia que provoca el medio ambiente en el grado de deterioro de algunas edificaciones del Casco Histórico de la ciudad de Holguín, y la pérdida de valores que en algunos casos ocurrirá de forma irreversible, de no actuarse con la celeridad requerida.

Tales son los propósitos que animaron un estudio desarrollado por el DrC. Roberto Rodríguez Córdova, el MsC. Mario Caballosa y la Lic. Bertha Hidalgo Rodríguez, denominado Impacto de las edificaciones de valor patrimonial y su repercusión económica.

Para la investigación, los especialistas se valieron del método histórico-lógico, la observación científica y la aplicación de la matriz causa-efecto, adecuada a su objetivo y el análisis costo-beneficio que permitió determinar ventajas y desventajas de la realización de los mantenimientos y/o reparaciones de los inmuebles estudiados.