La Habana, Cuba. – Las afectaciones del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba ocasionaron al Ministerio de Transporte en 2015 daños económicos ascendentes a 232 millones 111 mil dólares.

El director de Relaciones Internacionales de ese sector, Iván Ricardo Chacón, aseguró que esa política impide acceder a mercados directos, lo cual obliga a pagar mayores fletes y precios, y comprar elevados niveles de inventario para garantizar los abastecimientos.

Agregó que a esas sanciones se suma la prohibición a los ciudadanos estadounidenses de viajar como turistas a Cuba, con lo cual el país deja de ingresar decenas de millones de dólares cada año.

Ricardo Chacón sostuvo que el `67,5 por ciento de los daños económicos causados por el bloqueo al transporte en Cuba impactan en la actividad de la aviación.

http://www.radioreloj.cu/es/noticias-radio-reloj/nacionales/bloqueo-ocasiona-perdidas-millonarias-al-transporte/

MATANZAS.—El miembro del Buró Político del Comité Central del PCC y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, concedió valor al esfuerzo realizado  para cubrir las necesidades de maestros pero subrayó que la provincia debe asumir esa realidad con una estrategia más efectiva para garantizar la cobertura docente.

Por lo pronto hay que ver cuáles otras cosas pueden hacerse de inmediato para suplir los maestros que van faltando en estos momentos, recalcó.

En intercambio con directivos del sector y tras un breve análisis sobre la marcha del curso escolar, alertó que el déficit de profesores debilita el compromiso de continuar perfeccionando nuestra educación ante los retos del presente, así como el propósito de convertir a la escuela en la institución más importante de la comunidad.

Según explicó Raúl Hernández Gala­rraga, director provincial de Educación, para cubrir el requerimiento de unas 1 000 plazas recurren a planes alternativos, básicamente al aporte de un contingente de docentes de otros territorios del país y del interior de la provincia, así como a la contribución de algo más de 200 estudiantes de la Universidad de Matanzas.

En agosto de 1980 se aprobó el decreto ley instituyendo al 20 de octubre como Día de la cultura cubana

«En cadenas vivir, es vivir, En afrenta y oprobio sumidos»

Solamente de la lectura de los acontecimientos históricos surge la comprensión correcta de cómo van estructurándose en el orden jurídico los hitos que señalan la vocación y los sentimientos de un pueblo. En agosto de 1980 se aprobó el decreto ley instituyendo al 20 de octubre como Día de la cultura cubana. ¿A qué se referían los legisladores?

Recuerdo vivamente los sentimientos personales en relación con Carlos Manuel de Céspedes y el Mayor General Pedro Figueredo expresados por el compañero Fidel. Del primero, en su memorable discurso del 10 de octubre de 1968, en ocasión del centenario del inicio de la gesta independentista, quedó una definición abarcadora y absoluta: «...lo que engrandece a Céspedes es no solo la decisión adoptada, firme y resuelta de levantarse en armas, sino el acto con que acompañó aquella decisión —que fue el primer acto después de la proclamación de la independencia—, que fue concederles la libertad a sus esclavos, a la vez que proclamar su criterio sobre la esclavitud, su disposición a la abolición de la esclavitud en nuestro país».

Gran verdad que encierra la comprensión dialéctica de un proceso político de sólida continuidad: «Nosotros entonces
—aseguró ese día— hubiéramos sido como ellos; ellos hoy hubieran sido como nosotros». Fidel halló razones suficientes en el acto audaz y simbólico de aquel 20 de octubre de 1868 para suscribir un decreto ley fundamentado en la interpretación pública del Himno Nacional en la ciudad de San Salvador de Bayamo, devenida capital de la insurgencia patriótica.