El día comienza en las tierras del municipio holguinero de Moa mucho antes de lo normal.

Los primeros rayos de sol del este holguinero ven prepararse para el trabajo a estos hombres y mujeres para partir hacia los yacimientos mineros.

La industria niquelífera es el renglón clave del territorio que apuesta por estimular sus producciones más allá de su aporte a la economía nacional.

La actividad, principal fuente de empleo del lugar, mostró avances durante la situación epidemiológica causada por la Covid-19. El sector redobló esfuerzos y hoy los planes se alcanzan satisfactoriamente.

Muestra efectiva son los resultados de la Empresa Mixta “Comandante Pedro Sotto Alba”, insertada  en el programa de desarrollo integral de Moa, con reservas suficientes para mantener las operaciones durante más de 30 años y garantizar las exportaciones contratadas.

La planta de lixiviación de esta industria es referencia en el cumplimiento de los indicadores. En ella el factor humano es componente esencial para lograr el máximo rendimiento de la tecnología instalada y los procesos de mantenimiento.   

 “Durante este año hemos cumplido el cien por ciento del plan en la obtención de sulfuros mixtos. Aunque en el mes de junio no pudimos lograrlo pues la producción estuvo detenida por la realización de acciones inversionistas, este paro nos devolvió con más ánimos para seguir produciendo y contribuyendo a la exportación de níquel y cobalto, nuestros principales productos destinados al mercado internacional”, asegura la ingeniera Silvia Ariza Borges, Subdirectora General de la fábrica Pedro Sotto Alba.

Mientras, en la Empresa Comandante Ernesto Che Guevara se implementa un programa inversionista de capitalización donde prima la eficiencia de las reparaciones de la planta de hornos.

“En estos momentos estamos trabajando en la restauración completa de tres unidades, inmersos en las acciones con el objetivo de entregarlos listos en tiempo y forma para las operaciones en el mes de agosto, y que rinda frutos al cumplimiento de las 18 mil toneladas del plan de producción de esta fábrica”, explica Marcos Carcacés, Director de la Planta de Hornos.

Las acciones, iniciadas a finales del pasado 2019, conciben la intervención paulatina de sus 24 unidades en un espacio de cinco años, generadoras de un alto impacto en las labores productivas que permitan aumentar el ritmo, materializar el alcance de los planes y certificar, como es tradición, la calidad del níquel holguinero.

http://www.aldia.cu/es/noticias/holguin/5279-potencian-en-moa-inversiones-en-la-industria-del-niquel