Reducir gradualmente los procesos de degradación de los suelos, con la aplicación de una agricultura sostenible, como vía para contribuir a alcanzar la seguridad alimentaria, es principal y primer objetivo trazado por la Estrategia Ambiental Provincial (EAP) aprobada para el actual año.

Y no es por gusto o amor al arte, sino por una razón sumamente objetiva. El suelo, en particular el agrícola, sustento de toda la obra y vida humana, de su alimentación, está ya seriamente afectado por la propia acción humana, por el empleo de métodos de labranza dañinos, por violaciones de cualquier signo que lo empobrecen.

De ahí que la previsión estratégica elaborada por la Unidad de Medio Ambiente de la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, compatibilizada con los organismos implicados, en particular el Ministerio de la Agricultura en el territorio, enfatice en aspectos claves.

Entre ellos, el propósito de incrementar hasta 13 los polígonos de conservación de suelos, agua y bosques, de ellos 11 municipales y dos provinciales, todos bajo el prisma del manejo sostenible de las tierras.

Igualmente, aumentar en el 14 por ciento la superficie agrícola a beneficiar por el Programa Nacional de Mejoramiento y Conservación de Suelos (PNMCS), o lo que es lo mismo, beneficiar 18 mil 800 hectáreas, incluidas 4 mil 130 en las cuencas hidrográficas y 5 mil 210 del Plan Turquino.

También cumplir al ciento por ciento los programas de producción de abonos orgánicos y biofertilizantes , con la aplicación de acciones para el manejo sostenido de tierras, lo cual supone la producción de 29 mil 710 toneladas de humus de lombriz y de 41 mil 520 t. de compost.

Aplicar además el sistema de control a todas las instancias del sistema y en especial a los usuarios del suelo, amén de incorporar los resultados del proyecto internacional de la Universidad de Holguín sobre fertilizantes.

Aspecto sumamente alentador es que la totalidad de las concesiones mineras cerradas, completaron hasta el momento las acciones de rehabilitación y reforestación previstas, mientras se avanzará en la reducción de los pasivos ambientales de la minería con la rehabilitación y reforestación de 41,29 hectáreas.

Asimismo se incrementara el control local sobre las extracciones de la pequeña minería lícita e ilícita.

http://www.ahora.cu/secciones/holguin/22768-el-suelo-en-el-centro-de-la-estrategia-ambiental