El actual periodo seco ya resulta mucho más húmedo que el anterior al registrarse entre el pasado noviembre y febrero un promedio nacional de 313,9 milímetros

Sin haber finalizado aún, pues termina el 30 de abril, y a pesar de que en el segundo mes del año llovió por debajo de lo esperado, el actual periodo seco ya resulta mucho más húmedo que el anterior al registrarse entre el pasado noviembre y febrero un promedio nacional de 313,9 milímetros, equivalente al 155 % de lo que debe caer en ese cuatrimestre (202,3 mm).

Para ilustrar lo expresado baste señalar a modo de comparación que del primero de noviembre del 2014 al cierre de abril del 2015 el acumulado de precipitaciones fue de tan solo 240,7 mm, apenas el 72 % de la media histórica.

En esa ocasión la región occidental  reportó el 81 % de la cantidad de lluvia habitual, en tanto centro y oriente finalizaron con el 72 y el 66 %, respectivamente.

Ahora el panorama apunta a ser bien distinto ya que las tres regiones presentan hasta ahora acumulados por encima de lo normal en los cuatro meses transcurridos del semestre menos lluvioso del calendario. Visto de manera separada en occidente precipitaron 377,7 mm (194 %), 273,6 en la zona central (167 %), y 305 en la oriental (121 %).

Vale apuntar que aunque de las 77 presas de abasto de agua a la población, 20 tienen un llenado igual o inferior al 25 % de su capacidad útil al cierre de febrero, de no haber sido por las lluvias de noviembre, diciembre y sobre todo las de enero, asociadas a los efectos del evento El Niño/Oscilación del Sur, los niveles de estas fueran hoy considerablemente inferiores a lo retenido, en particular en occidente y centro.

De acuerdo con la información ofrecida por el Servicio Hidrológico Nacional de la Dirección de Uso Racional del Agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, al iniciarse marzo los embalses del país almacenaban 4 744 millones de metros cúbicos de agua, el 52 % de la capacidad total y el 48 % de la utilizable.

Dicho volumen es inferior en 957 millones de m3 al promedio histórico para la época, pero supera en alrededor de 331 millones lo que acopiaban al terminar febrero del 2015.