El canal Birán-Báguano-Banes deberá superar este año los 12 kilómetros de longitud, como parte de la tercera etapa del trasvase Este-Oeste, proyecto que conduce el agua por varios municipios de Holguín, para contrarrestar los impactos de la sequía y aprovechar las altas disponibilidades de agua existentes en el oriente de la provincia.

La obra, de casi 29 kilómetros en su totalidad, alcanzará así alrededor de un 43 por ciento de ejecución durante el 2017, en tanto se continuará trabajando en la instalación de sistemas de riego más eficientes y la construcción de estaciones de bombeo en áreas agrícolas que se abastecerán del canal.

Las entidades del Ministerio de la Agricultura en los municipios de Mayarí, Banes, Cueto y Báguano prevén disponer de más de mil hectáreas de distintos cultivos bajo riego al terminar el año 2017. Como parte de las obras asociadas al trasvase Este–Oeste, proseguirá la edificación de la Pequeña Central Hidroelétrica (PCHE) ubicada en la margen izquierda de la presa Mayarí, la cual tendrá una capacidad de generación de 1,1 megawats. Bajo tierra y a cielo abierto, los constructores avanzan con el propósito de concluirla durante el primer semestre del año.

Especialistas de Las Tunas, Santiago de Cuba, Granma y Holguín participan en la edificación de la PCHE, similar ala que ya funciona en la margen derecha del embalse desde los últimos meses del pasado año, sumada al Programa para el Desarrollo de las fuentes de energía renovables en Cuba.