El próximo jueves 17 comenzará la segunda etapa intensiva para el enfrentamiento y prevención de enfermedades transmitidas por los mosquitos del género Aedes. A las acciones se suma, desde hoy lunes, una estrategia académica que consiste en la vinculación de estudiantes de Ciencias Médicas para llevar un mensaje educativo a las viviendas de la capital, y luego al resto del país

No obstante la aplicación de medidas para el enfrentamiento y prevención de enfermedades transmitidas por los mosquitos del género Aedes, y el trabajo conjunto que en ese empeño han desarrollado diferentes actores de la sociedad cubana, todavía la calidad es una deuda en la que hay que continuar trabajando, máxime cuando las estadísticas denotan avances cuantitativos, que no deberían ser empañados por la incidencia de otros factores, como, por ejemplo, las indisciplinas.

“Todos los indicadores mejoran de una semana a la otra, pero si queremos lograr el nivel de seguridad en la infestación hay que resolver definitivamente los problemas de calidad que hemos estado identificando en las visitas realizadas por los diferentes organismos. El problema es cualitativo, y ese es el reto para la próxima etapa”. Así lo confirmó el ministro de Salud Pública Roberto Morales Ojeda, al intervenir en la reunión de trabajo del grupo de control encargado de dar seguimiento al tema, a través de una videoconferencia con autoridades de todas las provincias del país.

Entre algunas de las insuficiencias evaluadas al cierre de la tercera semana de trabajo se encuentra, por ejemplo, que solo el 82.1 % de los centros laborales han realizado el saneamiento ambiental, con lo cual existen en el país 4 617 instituciones donde no se ha aplicado esta medida. “Las provincias de menos actuación son Artemisa y Villa Clara”, explicó José Ángel Portal Miranda, viceministro primero de Salud Pública.

En ese sentido, el miembro del Buró Político y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, insistió en que no hay justificaciones para que se incumpla con este indicador, cuya causa reside en la indisciplina e indolencia que deberán ser enfrentadas con la denuncia pública y la adopción de medidas y sanciones.

“Mientras haya un mosquito volando, tenemos riesgos. Se habla de los cuatro casos importados, ¿quién quita que si nosotros no matamos los mosquitos se nos cree una situación complicada? No se puede subestimar un problema que es de todos los factores: el sindicato, la administración, el Partido, la juventud, y los organismos y organizaciones implicados”.

Por su parte, el Fiscal General de la República, Darío Delgado Cura, expresó que son los representantes de los ministerios con mayor incidencia negativa quienes tienen que dar una explicación. “Estoy convencido de que los que incurren son las dependencias de esos organismos, pero los ministros tienen que saber lo que está pasando. Si hay que denunciar, quienes tienen que hacerlo son las administraciones y proceder contra ellos, tanto por la vía administrativa como por la vía penal”, indicó.

A propósito, fue aprobado en la reunión que en la próxima videoconferencia sean invitados aquellos organismos que presentan los casos más críticos, para que puedan rendir cuentas de las medidas que han adoptado.

En el informe presentado se conoció, además, que el saneamiento ambiental alcanzó un total de 5 684 de las manzanas de mayor riesgo; mientras, se atendieron 3 370 con el tratamiento adulticida extradomiciliario, cifra esta última que representa el 92 % de lo planificado y encuentra las mayores afectaciones en Granma, Las Tunas e Isla de la Juventud, “por condiciones climatológicas desfavorables para este tratamiento y equipos rotos”, explicó Portal Miranda.

El tratamiento focal se cumplió a un 68.1 %, cifra superior al 65.4 % planificado; mas no cumplen en ese indicador las provincias de Camagüey, Holguín, Las Tunas y La Habana, indicó.

Y si bien el índice de casas cerradas disminuye y los datos pueden ser alentadores (de 7.4 % a 0.5 %), todavía permanecen 7 071 viviendas y locales cerrados, lo que demuestra que aún el factor conciencia no ha “picado” en la mente de los habitantes. En las provincias de Villa Clara, Pinar del Río y Holguín, así como en el municipio especial Isla de la Juventud, se encuentran los indicadores más desfavorables.

Asimismo, el viceministro primero destacó que se logró certificar el 89.9 % de los focos identificados en el avance del ciclo, y han disminuido los centros laborales con resultados positivos al vector. El Ministerio de Cultura (cinco), el de Transporte y el de Educación (dos cada uno), así como las provincias de
La Habana (siete), Holguín (seis) y Ciego de Ávila (cuatro) presentan las mayores estadísticas.

El tratamiento adulticida, otro de los indicadores analizados, presentó un cumplimiento —hasta el pasado viernes— de un 85.1 %, superior al 83.3 % previsto, y según el informe el territorio de Pinar del Río se encuentra rezagado.

Además —explicó Portal Miranda— también en este apartado, al cierre de la semana, se reportaron 9 939 hogares cerrados, lo que representa una disminución en 2 798 con relación a la anterior, y los índices mayores de incidencia se hallan en Cienfuegos, Holguín, Isla de la Juventud y Artemisa.

“Las principales causas de esta situación están relacionadas con una inadecuada planificación de los universos de trabajo, deficiencias en el mecanismo de aviso a los moradores con fallos en los horarios establecidos y el no acompañamiento en todas las ocasiones de los reservistas por los factores convocados”.

Otra indisciplina asociada a las acciones de enfrentamiento está en los problemas con la preparación de la mezcla. “No es posible que hablemos de efectividad en el adulticida si la mezcla tiene problemas, si se está adulterando, si no se prepara según los protocolos establecidos”, denunció el ministro de Salud Pública.

Sobre el tema, Portal Miranda informó que “peritos de la Dirección de Criminalística, instructores penales y oficiales operativos comenzaron ya en los municipios inspecciones e investigaciones criminalísticas, técnico profilácticas en todos los puntos donde se prepara la mezcla de insecticida para la fumigación, de acuerdo con los protocolos, metodologías y procedimientos de trabajo que han sido establecidos por el organismo”.

También fueron detectadas dificultades con las medidas de seguridad, protección física y protección contra incendios en las acciones de control ejecutadas de conjunto con la Dirección de Protección y el Cuerpo de Bomberos, en aquellas instalaciones donde se aseguran los recursos logísticos para la campaña. “Se analizaron las irregularidades con las administraciones de los centros y directivos del Ministerio de Salud Pública, y fueron acordados planes de medidas para su solución”.

Resaltó que las conductas de mayor enfrentamiento han estado relacionadas con los llamados “buzos” y los menesterosos, así como con aquellos que se niegan a la fumigación. “Las acciones persuasivas de la Policía Nacional Revolucionaria —de las que se han empleado como promedio 850 efectivos en el país— Salud Pública y los factores de la comunidad, han permitido ejecutar la fumigación”.

“Hasta el cierre de esta semana se controlan más de 100 procesos penales, en los cuales están implicados 146 acusados por los delitos de propagación de epidemias, hurto, atentado (personas que han agredido a los funcionarios), receptación, actividades económicas ilícitas, amenazas y falsificación de documentos privados y daños al tránsito. Camagüey y Sancti Spíritus no reportaron denuncias”.

Dijo, además, que el país mantiene transmisión de dengue en 14 provincias y 46 municipios, y la tasa de incidencia de casos sospechosos disminuyó “discretamente” con relación a la semana anterior. Las provincias con tasas superiores en la semana son La Habana, Ciego de Ávila, Cienfuegos, Santiago de Cuba, Las Tunas, Artemisa y Mayabeque.

Recordó que —como conoce la población— en esta semana se confirmaron dos nuevos casos importados del virus del Zika —con lo cual suman cuatro— todos procedentes de Venezuela. “Se han seguido 183 pacientes por sospecha de estas enfermedades sujetas a vigilancia, y durante el año en curso no se han diagnosticado casos de chikungunya”, agregó.

A LAS “PUERTAS” DE LA PRÓXIMA FASE

Los presidentes de las Asambleas Provinciales del Poder Popular de Santiago de Cuba, Holguín, Ciego de Ávila, Villa Clara, Cienfuegos, Mayabeque, La Habana, Artemisa y Pinar del Río, analizaron las problemáticas que han afectado en esos territorios la aplicación de las medidas de enfrentamiento y prevención, y los plazos de cumplimiento para resolver estas dificultades antes de pasar a la segunda fase intensiva, que inicia el próximo jueves 17 de marzo.

Además, el titular de Salud Pública informó que, en el caso de La Habana, se desarrollará una estrategia académica que consiste en incorporar a los estudiantes de Ciencias Médicas a la etapa intensiva durante una semana —del 13 al 19 de marzo—, con el objetivo de llevar un mensaje educativo de promoción y educación para la salud en el 100 % de las viviendas, realizar un focal destructivo, y una vigilancia que permita detectar cualquier caso febril que no haya sido identificado por los diferentes factores que intervienen en la vigilancia epidemiológica.

“La intención que tenemos de conjunto con el secretariado nacional de la Federación Estudiantil Universitaria y el buró nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, es realizar los próximos 15 días la preparación de las condiciones en el resto de las Universidades de Ciencias Médicas del país y así extender la experiencia a todas las provincias. Hay que insistir en la calidad y el cumplimiento de cada uno de los procedimientos”, recalcó.

El viceministro primero sostuvo que previo al inicio del segundo periodo se procedió a la citación del personal seleccionado, que debe comenzar el 15 y 16 de marzo la familiarización con los medios y equipos a emplear.

Recalcó que el propio jueves 17 se procederá a la desmovilización del personal que participó en la primera etapa de la campaña, y los reservistas que han manifestado su interés de continuar pueden hacerlo siguiendo los procedimientos establecidos. “El país trabajará en esta segunda etapa con 7 548 hombres movilizados para el tratamiento adulticida, 748 jefes de brigada y 774 equipos”.

Entre las acciones de preparación, se acordó desarrollar una clase metodológica que sirva para analizar las experiencias positivas y negativas de la fase intensiva inicial, y adoptar medidas que permitan enfrentar mejor preparados el próximo periodo.

Asistieron a la reunión de trabajo, además, el miembro del Buró Político y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, general de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías; y el general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, entre otras autoridades.

http://www.granma.cu/cuba/2016-03-13/darle-caza-al-mosquito-calidad-es-la-palabra-de-orden-13-03-2016-21-03-57