El día comienza en las tierras del municipio holguinero de Moa mucho antes de lo normal.

Los primeros rayos de sol del este holguinero ven prepararse para el trabajo a estos hombres y mujeres para partir hacia los yacimientos mineros.

La industria niquelífera es el renglón clave del territorio que apuesta por estimular sus producciones más allá de su aporte a la economía nacional.

La actividad, principal fuente de empleo del lugar, mostró avances durante la situación epidemiológica causada por la Covid-19. El sector redobló esfuerzos y hoy los planes se alcanzan satisfactoriamente.

Un total de 40 mil 800 tabloides con las medidas diseñadas para cada una de las tres fases de la etapa de la recuperación pos-COVID-19 se comercializan en la red de unidades y puntos de ventas de Correos de Cuba en la provincia de Holguín.
 
De acuerdo con la información de Ana Rosa Almaguer, especialista en relaciones públicas de la entidad, hasta este martes se vendieron 4 mil 577 de este documento, que permite a la población actualizarse sobre cómo actuar en cada momento de la recuperación y qué medidas implementar para desde cada puesto de trabajo, hogar y la comunidad contribuir con el destierro de nuestro entorno del letal coronavirus hasta la total vuelta a la normalidad.

El Hospital Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez Landín, de la ciudad de Holguín, que fuera habilitado exclusivamente en mayo para la atención de casos sospechosos de contener el virus causante de la COVID-19, vuelve paulatinamente a sus habituales servicios que ante la actual contingencia sanitaria se habían transferidos ocasionalmente hacia el hospital Vladimir Ilich Lenin, también situado en la capital holguinera.

Yanelis Calviño, jefa del puesto de mando de la Dirección Provincial de Salud Pública, explicó que actualmente se trasladan hacia esa instalación los servicios y equipamiento que en medio de la extensión de la pandemia se habían situados temporalmente en el otro hospital.