Con un hábitat sumamente restringido, apenas en un radio no mayor de 20 kilómetros en torno a la Ciudad de los Parques, la supervivencia del Melocactus holguinensis areces, sigue sumamente comprometida.

Las localidades donde se localizan ejemplares de esta singular especie, pese a ingentes esfuerzos realizados para protegerla, son Matamoros, Ceja de la Palma, alrededores de la presa Gibara y el Cerro Galano.

El holguinensis, junto al actinacanthus y al matanzanus, entre los 11 Melocactus endémicos que viven en Cuba, es de los más amenazados por la recolección indiscriminada de ejemplares y otras acciones lesivas humanas.

Entre tales, destacan los incendios, la destrucción de sus áreas de vida natural o la pérdida de su calidad por la introducción de especies forestales exóticas.

En general, la acción constructiva y productiva del hombre sin reparar y evaluar adecuadamente estos singulares recursos ecológicos, es responsable de la crisis de varias especies del Matorral Xeromorfo Espinoso o El Cuabal, que es la flora típica de la región donde se enclava la capital provincial, incluido el gigante de los cactus holguineros.

Categorizada como en peligro crítico de extinción, es una especie superendémica, el mayor grado de endemismo, recordó la especialista Norelis Peña, de la Unidad de Medio Ambiente de la delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

El último censo realizado, precisó Peña, evidenció el carácter severamente fragmentado de las poblaciones del Melocactus, que apenas rebasaron entre pequeños, juveniles y adultos el centenar de ejemplares contabilizados.

Igualmente apuntó que esta región al pie del Cerro Bayado o Loma de la Cruz es la única de la Isla que tiene el raro privilegio de contar con los dos extremos en tamaño de la familia de las cactáceas, el gigante y el enano (Scobaria cubensis).

Finalmente refirió que a favor de la protección de esta reliquia de la flora de la provincia y el país, y del enano, se creó un área protegida en la zona de Matamoros, al oeste de la ciudad, mientras avanzan investigaciones lideradas por el Jardín Botánico sobre este
particular, incluida la creación de nichos reproductivos.

En la provincia de Holguín el 18,4 por ciento de sus cactus son estrictamente endémicos del territorio y el 20,3 por ciento de Cuba.

http://www.ahora.cu/secciones/holguin/23372-el-melocactus-sigue-en-peligro-critico